Ese 3 de noviembre todo cambió. Un simple comentario cambió el rumbo de mi vida. Alguien a quien ni siquiera conocía tuvo el valor de acercarse a mí discretamente y llegar a ser parte importante de mi vida.

Hace 1 año fuimos a Starbucks por un té, caminamos por el malecón, fuimos a la playa, y te conté toda mi historia. Pudiste haber corrido espantada por lo que te conté, toda esa historia estuvo como para espantar a alguien. Pero no, te sorprendiste, te gustó.. y me quisiste.

Hemos vivido tantas cosas en 1 año; tristezas, alegrías, decepciones, corajes. Pero seguimos juntos, mas juntos que nunca. Cómo fue que pasamos de esto:

   A esto:

Gracias por todo lo que hemos vivido este año, me has enseñado mucho, pero esto no se acaba aquí, vamos por muchos años mas. Gracias por las risas, los llantos, los corajes, las impuntualidades, todos esos detalles me hacen amarte cada día mas.

Te amo chaparra.