Una de las razones por las que me gustan los doramas, es por la calidad de muchas de sus historias, como todo, algunas son malas y otras son buenas, en ambos casos no duran más de 30 capítulos cuando muy largas se hagan. En el caso de los buenos doramas que he visto, las historias transmiten y dejan algún tipo de moraleja por así llamarlo.

1 litro de lagrimas es una historia que está basada en un hecho real y trata sobre Aya Ikeuchi de 15 años, la historia abarca el diagnóstico de una enfermedad incurable, su deterioro físico y el cambio su vida tanto familiar y escolar.

Cabe resaltar el excelente trabajo de los actores que interpretaron sus respectivos roles de manera loable. Durante el desarrollo de la trama, uno como espectador se conmueve de manera profunda (el que no llore es un alien) y se te salen dos que tres litros de lágrimas literalmente.

A mucha gente, no le atrae tanto ver el drama por que no quieren sufrir, pero personalmente lo vi por el lado de apreciar  la salud, el apoyo familiar, la amistad verdadera, la fuerza de voluntad, el amor propio y sobre todo las ganas de vivir aunque eso en algún punto resulte imposible.

Por lo que es una buena historia sobre la vida.

El OST sobresale ya que lo compone dos canciones muy buenas de Remioromen que son konayuki y march 9, además de la canción only human interpretada por K.

Una de las razones por las que me gustan los doramas, es por la calidad de muchas de sus historias, como todo, algunas son malas y otras son buenas, en ambos casos no duran más de 30 capítulos cuando muy largas se hagan. En el caso de los doramas buenos que he visto, las historias transmiten y dejan algún tipo de moraleja por así llamarlo.

En esta ocasión y como primera recomendación que hago en el blog sobre alguno; comenzare con 1 litro de lágrimas (deberían de ser 50, pero bueno la idea ahí esta).

La historia está basada en un hecho real y trata sobre Aya Ikeuchi de 15 años, la historia abarca desde el diagnostico de una enfermedad incurable, hasta su muerte. Se ve cómo se va deteriorando físicamente y como cambia su vida tanto familiar y escolar.

Cabe resaltar el excelente trabajo de los actores que interpretaron sus respectivos roles de manera loable. Durante el desarrollo de la trama, uno como espectador se conmueve de manera profunda (el que no llore es un alien) y se te salen dos que tres litros de lágrimas.

A mucha gente, no le atrae tanto ver el drama por que no quieren sufrir, pero yo lo vi por el lado de apreciar  la salud, el apoyo familiar, la amistad verdadera, la fuerza de voluntad, el amor propio y sobre todo las ganas de vivir aunque eso en algún punto resulte imposible.

Así que definitivamente es una de las historias que más  me han gustado.

El OST sobresale ya que lo compone dos canciones muy buenas de remioromen que son konayuki y march 9, además de la canción only human interpretada por K.