Desde el martes pasado tengo en mis manos uno de los nuevos iPod Shuffle de la tercera generación (y de eso no estoy seguro) y como me fui a Querétaro, le he dado un uso mas o menos intensivo y aquí están mis experiencias con el cacharrito.

Lo Bueno:

Es portátil: Aunque no lo crean, el ipod es muy pequeño cabe practicamente en cualquier lado, y gracias a su clip de acero, lo pueden poner en cualquier parte y olvidarse que está ahí.

Controles en los audífonos: El ipod de generación pasada, era un cuadrito que ahí mismo tenía todos los controles para moverse en el ipod (volumen, pausar/reproducir) en este nuevo, todos los controles vienen integrados en el cable de los audífonos, para guardar el ipod en el bolsillo y, una vez mas, olvidarse que está ahí.

Voice Over: Este es el mayor atractivo del ipod shuffle, voice over es básicamente una voz que te dice el artista y el nombre de la canción que estás escuchando en caso de que lo necesites, y si quieres navegar por todas tus listas de reproducción, voice over te dice el nombre de estas para que elijas cuál quieres escuchar.

Lo Malo:

Es portátil: Espera! eso no era bueno? pues no siempre, si traen el ipod en su bolsillo gracias al clip, este a veces puede salirse y llegar a perderse con facilidad (no me pregunten como lo sé).

Controles poco intuitivos: los controles en los audífonos son comodos, se agradece que estén ahí y no directamente en el ipod, sin embargo, la forma de manejarlos al principio se me hizo poco intuitivo, presionar el botón central 2 veces para ir a la siguiente canción, y 3 para ir a la anterior, yo hubiera preferido que en los botones de volumen al dejarlos presionados (+ para ir a la siguiente y – para la anterior) cambiara de canción, pero después de un tiempo de estarlos usando, uno se acostumbra y ya ni importa si son cómodos o no.

Audífonos desechables: Cualquier persona que tenga (o haya tenido) un ipod puede confirmar esto; los audífonos que vienen con los ipod son desechables, a los 2 meses de uso ya no sirven, en el caso de los shuffle es un tanto especial, ya que al traer incorporados los controles ahí, si se nos llegan a descomponer, no tendremos de otra mas que comprar unos audífonos originales de Apple, porque con otros, nomás no podremos moverle. FAIL.

En conclusión el cacharro es bueno, es una buena opción si no queremos todo el lujo de un ipod touch o un clásico, y lo único que queremos es escuchar nuestra música, voice over es un gran añadido y nos puede resultar de gran ayuda al navegar entre nuestras listas de reproducción, ya sea para ir a correr, para salir de viaje, o simplemente para relajarnos, el ipod shuffle puede ser de gran utilidad, a mí por lo pronto, me está gustando.

Este post NO fue patrocinado por Apple.