Hoy decidí cenar pan francés, la verdad es que es bastante sencillo y sabe muy bien.

Desconozco si hay un método tradicional de hacerlo, pero así es como me enseñaron a hacerlo a mí, y así es como comparto esta receta con ustedes.

Ingredientes:

  • Pan de caja blanco (el integral no me gusta).
  • Huevos (los que consideren necesarios).
  • Mantequilla.
  • Canela.
  • Miel de maple.
  • leche

Preparación:

En un recipiente (puede ser un plato hondo o un bowl) batimos de 4 a 5 huevos y un poco de leche,  en un sartén a fuego medio derretimos un pedacito de mantequilla. Sumergimos una rebanada de pan en el huevo hasta que quede bien cubierto y lo ponemos en el sartén con la mantequilla para cocer el huevo, y le damos la vuelta a la rebanada de pan, hay que cuidar que no se nos queme y que el huevo no quede muy obscuro, sino el sabor no será demasiado bueno. Una vez que tenemos varias rebanadas preparadas, las ponemos una sobre otra y le espolvoreamos la canela y un poco (o lo que quieran) de miel de maple, listo para acompañar con un vaso de leche y/o malteada.

Como les dije al inicio, es una receta muy sencilla para un buen y práctico desayuno o cuando no tengamos mucho tiempo y tengamos hambre. Ya me dicen qué les pareció.

Actualización: Como bien apunta Violetisha en los comentarios, al huevo antes de batirlo, podemos agregarle una cucharada de azúcar, para que nos quede un poco mas dulce, gracias por el dato Violeta.