Soy un huevón, lo sé. La verdad es que quería que el posto no. 100 coincidiera con el cumpleaños del blog, pero por distintas razones no pudo ser, sin embargo me siento muy feliz al llegar a la entrada 100 no importa la fecha, cuando inicié con el blog, lo veía como un simple hobbie y no lo veía como una obligación y después de un año lo sigo viendo así y sinceramente creí que no llegaría muy lejos y a los pocos meses lo daría de baja, ya ni les cuento de llegar al post 100.

Como no pueden faltar, las estadísticas:

No me quiero poner emotivo, pues no hay razones para ello, sólo agradecer a todas las personas que se han tomado la molestia de pasarse por este humilde rincón de sus internets y leer las idioteces que escribo, Gracias, de verdad.

Y seguimos pa’lante rumbo a los 200.