Hoy fui a votar. Por primera vez. La verdad iba con expectativas bajas por todo lo que pasó con Sandora con su foto y de la forma en que se llegó a solucionar (si a lo que pasó se le llama solución) además del logo plagiado del candidato a diputado federal del PRI, Jorge Villanueva, todo esto agregado al ruido que hizo el voto nulo, donde la gente quería no ir a votar para hacerles ver a los candidatos que estamos hartos de tantas mentiras por su parte.

A pesar de todo yo iba a votar, porque era mi primera vez, no porque no haya querido hacerlo antes, sino porque no había habido (sí estará bien había habido?) elecciones en los dos años posteriores al trámite de mi credencial de elector y fue casi una experiencia religiosa creo que me fue bastante bien. Para empezar tuve que ir hasta la localidad donde vivía antes porque no había cambiado la dirección de mi credencial (sí, por flojo) así que una vez que en mi casa estuvimos todos listos, nos fuimos para allá a la escuela donde estaba instalada la urna, yendo en el auto hacía allá escuché en la radio que había gente tratando de convencer a las personas que votaran por uno u otro partido, la verdad que vergüenza que se hagan este tipo de prácticas en estos tiempos, se me hace demasiado bajo que se tengan que invitar de comer a la gente, ir hasta sus casas y tratar de convencerlos para que voten por sus partidos, o incluso estando en las afueras de las instalaciones de las urnas, ahí mismo sonsacando a la gente.

En fin, llegué a la escuela y me dirigí con las personas que tenían los libros con los nombres de las credenciales, como ni apellido empieza con M tuve que ir hasta la tercera mesa a que me  buscaran en el catálogo de credenciales, ya ahí me dieron las dos planillas para votar, y voté por el menos pior por el que mas llenó mis expectativas, no dejándolo al azar, ni mucho menos anulándolo, para luego no estarme quejando si no hay resultados. Fue muy interesante para ser la primera vez, fue divertido ver a toda la gente muy metida en sus papeles haciendo cada quien lo suyo e invitándonos a votar, no sonscanándonos, sólo invitándonos.