La semana pasada, en la clase práctica que tengo, me tocó hacer un platillo que parece que es uno de los que mejor preparo (el modesto no vino) así que, como motivación a que el platillo me sale bien, les comparto esta receta de un platillo que sabe muy bueno y que espero sea de su agrado.

Ingredientes:

  • 3 Dientes de ajo finamente picado.
  • 3 Cdas. de aceite.
  • 1 Cebolla grande fileteada.
  • 15 Chilacas (aquí pueden variar según su gusto, yo usé 9, además de que si no tienen chilacas, pueden usar chiles poblanos).
  • 1 Taza de jitomate escalfado, sin semillas y picado.
  • 350g de queso Chihuahua.
  • ½ Litro de leche.
  • ¼ de crema.

 

Procedimiento:

Lo primero que haremos será escalfar y pelar los chiles, aquí tenemos 2 métodos:

  1. El primero es sobre el fuego directo de la estufa, colocar los chiles en las hornillas para que se medio quemen y una vez que tomen un color obscuro de quemado, sacarlos del fuego, colocarlos sobre una bolsa de plástico para que suden y poder pelarlos sin ninguna complicación.
  2. Otra forma (y que es la que usé yo) es sobre un sartén ponemos aceite y una vez que esté caliente colocamos los chiles para escalfarlos y aplicar el mismo procedimiento, sólo que aquí lo que buscaremos es que la piel comience a desprenderse del chile, sin llegar a que se quemen, o sabrán muy malos.

Para escalfar y pelar los jitomates, lo único que tenemos que hacer es cortar una pequeña cruz no muy profunda en la parte superior del jitomate y sumergirlo por alrededor de 3 minutos en agua hirviendo para que la piel se desprenda, y una vez pelados cortamos el jitomate en 4 y le quitamos las semillas, para después proceder a cortarlo en cubos pequeños.

Bien, una vez que tenemos el jitomate y los chiles pelados, lo único que hay que hacer es cortar los chiles en rajas mas o menos gruesas y largas (una vez pelados y desvenados), para proceder a preparar las chilacas.

En un sartén colocamos las 3 cucharadas de aceite y sofreimos la cebolla, agregamos el ajo picado y el jitomate, una vez teniendo esto, pasamos a agregar las rajas de chile y freír por 2 minutos, una vez que esté todo frito, agregamos la crema y el queso y poco a poco la leche, mientras el queso se vaya derritiendo, notaremos que la preparación comienza a hacerse caldosa, es aquí cuando sazonamos con sal y pimienta blanca, dejamos reducir un poco el líquido y retiramos del fuego. Podemos acompañar la chilaca con tortillas de harina en burritos o como mejor nos parezca.

 

(La presentación no es la mejor, pero saben buenas, de veras)

Espero que esta receta (como todas) les haya gustado y las preparen en su casa, si alguien la hace, dejen en los comentarios que les pareció.

 

About these ads